Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Alimento BARF Natural Para Gatos de Pescado (KG)

Alimento BARF Natural Para Gatos de Pescado (KG)

Alimento BARF Natural Para Gatos de Pescado (KG)

$ 6.240,00

¡Buena elección!

Este menú cuenta con tres tipos de proteínas. Contiene carne de pescado, huesos carnosos de pollo, carne magra de pollo, hígado y corazón de res, frutas, verduras y  suplementos. Viene dividido en viandas troqueladas de 500gr c/u de comida 100% natural. Este menú solo es recomendable como complemento de las demás dietas. Puede brindárselo a su gato no más de 2 veces a la semana.

Para una alimentación equilibrada recomendamos brindarle a tu gato todas las variedades de nuestros alimentos, ¡consulta nuestros otros menús para ofrecer una dieta variada a tu peludo!

Escoge el tamaño de tu menú según el resultado de nuestra calculadora.

Añadir para comparar
DESCUENTO POR CANTIDAD
Cantidad Descuento (%) Precio con descuento
5 - 9 - $ 6.240,00
10 - 19 5% $ 5.928,00
20 - 100 10% $ 5.616,00

Consultenos por precios para revendedores!

SKU: 007 Categories:

¿CUÁLES SON LOS COMPONENTES Y LAS VENTAJAS DE LA COMIDA NATURAL BARF PARA GATOS CON INGREDIENTES DE PESCADO, POLLO Y VERDURAS?

tres Tu gato se beneficiará enormemente de las virtudes nutricionales del pescado, la res y el pollo, además de las frutas y verduras, todos derivados de origen completamente natural. Los elementos empleados en esta dieta son escogidos y procesados siguiendo criterios de calidad que se equiparan a los aplicados en alimentos para personas.

Carne de Pollo (Músculos Fuertes y Salud Inmunológica)

La carne de pollo, fuente primordial de proteínas magras, fortalece los músculos y repara tejidos, impulsando un sistema inmunológico robusto. Su bajo contenido graso combate la obesidad, manteniendo el peso ideal de los felinos. Enriquecida con vitaminas B para la conversión eficiente de alimentos en energía y minerales esenciales como selenio y fósforo, promueve un pelaje luminoso y una salud cardíaca y ósea óptimas.

Huesos Carnosos de Pollo (Fortaleza Ósea y Digestión Saludable)

Los huesos carnosos son vitales para un esqueleto fuerte, gracias a su alto contenido de calcio y fósforo. Aportan proteínas y nutrientes clave para un bienestar integral y un sistema inmunológico vigoroso. Además, su fibra natural favorece una digestión armónica, siendo aliados perfectos para controlar el peso de los gatos, ofreciendo una nutrición densa sin excesos calóricos.

Pescado (Bienestar Cerebral y Pelaje Radiante)

Rico en Omega-3, el pescado potencia el desarrollo cognitivo, la salud visual y la función cerebral. Sus proteínas de alta calidad sostienen la masa muscular, mientras que su variedad de vitaminas y minerales fortalece desde el sistema inmunológico hasta la salud ósea. Los ácidos grasos Omega-3 realzan la belleza del pelaje y la salud de la piel, además de mejorar la salud cardiovascular.

Corazón de Res (Visión Afilada y Músculos Resilientes)

El corazón de res, cargado con taurina, es fundamental para una visión clara y un corazón saludable. Provee proteínas esenciales que promueven un crecimiento sano y la reparación de tejidos. Rico en vitaminas B y minerales como hierro y zinc, asegura un sistema nervioso en óptimo estado, previene la anemia y fortalece el sistema inmunológico y la salud de la piel.

Hígado de Res (Visión y Reproducción Mejoradas)

Concentrado en vitaminas A, D, E, y K, el hígado de res es esencial para una visión excepcional, reproducción y mantenimiento de la salud cutánea. Sus vitaminas B y hierro hemo mejoran el metabolismo energético y previenen la anemia. Además, la taurina y el CoQ10 apoyan la función cardíaca y la salud celular, promoviendo un sistema inmunológico fuerte.

Calabaza (Digestión Óptima y Hidratación)

La calabaza, rica en fibra, optimiza la salud digestiva y alivia irregularidades intestinales. Su alto contenido de agua aumenta la hidratación, crucial para prevenir afecciones renales. Baja en calorías, es ideal para el manejo del peso, mientras que sus vitaminas y antioxidantes respaldan desde la visión hasta la salud de la piel, fortaleciendo el bienestar general del gato.

Aceite de Oliva (Corazón Saludable y Piel Luminosa)

El aceite de oliva, con sus ácidos grasos monoinsaturados y antioxidantes como la vitamina E, promueve un sistema cardiovascular saludable y combate el daño oxidativo. Nutre profundamente la piel y el pelaje, y su acción lubricante favorece una digestión suave. Ideal para la gestión del peso y la reducción de inflamaciones, mejora la calidad de vida felina.

Vitamina E (Antioxidante Potente y Piel Radiante)

La vitamina E, un antioxidante formidable, combate el envejecimiento celular y refuerza las defensas naturales, manteniendo la piel hidratada y el pelaje brillante. Es vital para un sistema inmunológico robusto, una salud cardiovascular óptima, y la protección contra enfermedades oculares y cognitivas, asegurando una vida larga y saludable para tu gato.

Zanahorias (Visión Superior y Digestión Saludable)

Las zanahorias, fuente de fibra y bajas en calorías, promueven una digestión regular y mantienen el peso ideal. Ricas en vitaminas A y antioxidantes, mejoran la visión y el sistema inmunológico, mientras que el potasio y la vitamina K soportan la función muscular y una coagulación sanguínea adecuada, contribuyendo a la salud integral del felino.

Levadura Nutricional (Proteínas Completas y Vitalidad)

La levadura nutricional, rica en proteínas completas y un espectro completo de vitaminas B, impulsa el metabolismo energético y la salud neurológica. Ofrece minerales clave para la inmunidad y la salud de la piel, mientras que sus antioxidantes combaten el estrés oxidativo. Su sabor umami incrementa la palatabilidad de las comidas, realzando la nutrición y el atractivo de la dieta BARF para gatos.

COMPOSICIÓN

16%  CARNE MAGRA DE POLLO
30% HUESO CARNOSO DE POLLO
25% PESCADO
15%  CORAZÓN DE RES
5%   HÍGADO DE RES
5%   CALABAZA.
1%   ACEITE DE OLIVA Y VITAMINA E
2%   ZANAHORIA
1%   LEVADURA NUTRICIONAL

¿COMO CAMBIAR DE ALIMENTO A UNA DIETA BARF?

Para lograr una transición que no sea tan brusca se suele usar una dieta basada solo en dieta barf de pollo y verduras, ya que esta ayudará a que el estómago de tu mascota se acostumbre a la nueva alimentación. durante este periodo es posible que tu perro tenga heces un poco más húmedas de lo normal. Esto se irá acomodando a medida a que su organismo se acostumbre a la dieta barf. Para lograr una transición de su alimento habitual a una alimentación natural se deben de seguir los siguientes pasos:


En los primero 3 días servir 80% de su alimento balanceado por la mañana y 20% de alimento BARF por la noche.
En los días 4 a 6 servir 60% de su alimento balanceado por la mañana y 40% de alimento BARF por la noche.
En los días 7 a 9 servir 30% de su alimento balanceado por la mañana y 70% de alimento BARF por la noche.
A partir del día 10 se puede servir toda la ración diaria compuesta al 100% de alimento BARF.

DIFERENTES FORMAS PARA DESCONGELAR

El producto congelado ofrece criticidad para el almacenamiento y garantiza la preservación de nutrientes para un consumo rápido tras descongelarlo. El método que se recomendamos siempre es el de descongelar el alimento en la heladera 24 hs. antes para dárselo a tu mascota en optimas condiciones. Comienza descongelando de manera uniforme en el refrigerador para una opción segura y sencilla, aunque más lenta. O sumérgelo en agua fría para un proceso más rápido y suave que el microondas. Si buscas rapidez, opta por la función de descongelación de tu microondas.

Tres métodos: refrigerador, agua fría y microondas para una descongelación perfecta.

 

1. Refrigerador

Aprovecha el refrigerador para un descongelamiento gradual y uniforme.

¡Recuerda: Aplica este método con al menos 24 horas de antelación antes de consumirlo.

Deja el producto congelado en el refrigerador durante al menos 24 horas.
Supervisa periódicamente su estado de descongelamiento.
Después de las 24 horas, retira el producto del refrigerador.
¡Está listo para ser disfrutado!

La facilidad y la total conservación de las propiedades de los alimentos son las ventajas  de este método de descongelamiento. Si no dispones de tiempo suficiente, considera alternativas más rápidas.

2. Sumergirlo en Agua Fria

Emplea agua fría para descongelar el producto en un lapso de una a tres horas.

Coloca el producto en una bolsa grande resellable, apta para congelador.
Sella la bolsa y elimina el exceso de aire.
Llena un recipiente con agua fría del grifo y sumerge completamente la bolsa.
Permite que el producto se descongele completamente en el agua.
Cada treinta minutos, retira la bolsa del agua y reemplázala con agua fresca y fría.
Una vez finalizado el proceso, retira el producto de la bolsa.
¡Ya está listo para ser disfrutado!

3. Microondas

Aprovecha el microondas para una descongelación rápida del producto.

Retira la envoltura superior del producto.
Coloca el producto en el microondas.
Selecciona la función Defrost y establece el peso del producto para determinar el tiempo de descongelación.
Antes de usar la función Defrost, consulta el manual de usuario.
Supervisa la carne periódicamente para evitar que se caliente demasiado (aproximadamente cada minuto).
Al finalizar el proceso de descongelación, retira el producto del microondas.
¡Listo para ser disfrutado!

Este método ofrece la ventaja de rapidez, aunque los bordes del producto pueden descongelarse antes que el centro.

 

 

Productos Relacionados