Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Alimento BARF Natural Para Perros De Pollo (KG)

Alimento BARF Natural Para Perros De Pollo (KG)

Alimento BARF Natural Para Perros De Pollo (KG)

$ 4.530,00

¡Buena elección!

Este menú consta de dos proteínas. Contiene pollo, corazón e hígado de res, frutas, verduras y  suplementos. Viene dividido en viandas troqueladas de 500gr c/u de comida 100% natural (compra mínima 5 KG).

Para una alimentación equilibrada recomendamos brindarle a tu perro todas las variedades de nuestros alimentos, ¡consulta nuestros otros menús para ofrecer una dieta variada a tu peludo!

Escoge el tamaño de tu menú según el resultado de nuestra calculadora.

Añadir para comparar
DESCUENTO POR CANTIDAD
Cantidad Descuento (%) Precio con descuento
5 - 9 - $ 4.530,00
10 - 19 5% $ 4.303,50
20 - 100 10% $ 4.077,00

Consultenos por precios para revendedores!

SKU: 001 Categories:

 ¿DE QUÉ ESTA COMPUESTA Y QUE BENEFICIOS APORTA LA VIANDA NATURAL BARF DE POLLO Y VERDURAS?

Este menú es el indicado para empezar una dieta BARF ya que es el más digerible. Tu perro se beneficiará de los numerosos beneficios del pollo, la res y las verduras que proceden de fuentes 100% naturales. Esta dieta está hecha con ingredientes aptos para consumo humano. Una alimentación natural hará que tu perro sea más feliz y viva junto a vos por mucho más tiempo.

  • Carne de Pollo (Proteínas y Bienestar Mental)

    La carne de pollo, pilar de nuestra dieta BARF, es rica en proteínas magras y vitaminas B como niacina y B6, fortaleciendo la musculatura y el sistema inmunitario de tu perro. El zinc, hierro y selenio que aporta son clave para una salud óptima. Además, el triptófano presente fomenta la producción de serotonina y melatonina, esenciales para el equilibrio emocional y un sueño reparador.

  • Huesos Carnosos de Pollo (Desarrollo Óseo y Movilidad)

    Incluir huesos carnosos de pollo en la dieta BARF aporta calcio y fósforo, fundamentales para huesos y dientes robustos. Este alimento completo no solo nutre con proteínas magras, sino que también apoya la salud articular y la movilidad de tu perro, permitiéndole disfrutar de cada aventura con plena vitalidad.

  • Corazón de Res (Salud Cardiovascular y Piel Luminosa)

    El corazón de res, rico en proteínas, hierro y vitaminas B, especialmente B12, nutre profundamente al alimentar a tu perro con ácidos grasos esenciales, manteniendo su piel y pelaje en condiciones prístinas. Su bajo contenido en grasas saturadas y riqueza en taurina potencian un corazón fuerte y una vista aguda.

  • Hígado de Res (Energía y Salud Ocular)

    En de dieta de tu perro no puede faltar el hígado de res, ya que es una fuente inigualable de hierro y vitamina A, revitalizando a tu mascota al prevenir la fatiga y la anemia, y preservando la agudeza visual. Además, el cromo contribuye a un metabolismo saludable de grasas y carbohidratos, mientras que los ácidos grasos y la vitamina A refuerzan la salud dérmica y capilar.

  • Calabaza (Digestión Saludable y Tracto Urinario)

    La calabaza, rica en fibra y con propiedades diuréticas suaves, es esencial en nuestra dieta BARF para promover una digestión fluida y proteger el tracto urinario. Este superalimento previene el estreñimiento y alivia los trastornos digestivos como la diarrea, manteniendo a tu perro feliz y activo.

  • Manzanas (Corazón Fuerte y Antioxidantes)

    Las manzanas, llenas de fibra, vitamina C y antioxidantes como polifenoles, flavonoides y quercetina, son cruciales para la salud cardiovascular y la prevención de enfermedades. Esta fruta no solo fortalece el corazón de tu perro, sino que también combate los radicales libres.

  • Zanahoria (Visión Clara y Salud Integral)

    Las zanahorias son un tesoro de fibra, vitaminas A, K, C y potasio, esenciales para una visión clara, piel radiante, huesos fuertes y un sistema inmunitario robusto. Este ingrediente vital en nuestra dieta BARF también juega un rol importante en la prevención de la obesidad, gracias a su capacidad para satisfacer el hambre de forma saludable.

  • Aceite de Oliva (Corazón Saludable y Belleza Natural)

    El aceite de oliva, rico en ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E, es un superalimento en nuestra dieta BARF que promueve un corazón saludable y un pelaje luminoso. Beneficioso para la piel y la digestión, este líquido también facilita la absorción de nutrientes y actúa como un laxante natural.

  • Huevos (Nutrición Completa y Salud Óptima)

    Los huevos aportan un espectro completo de vitaminas y minerales, incluyendo A, D, E, B12, riboflavina y ácido fólico, fundamentales para una piel sana, un sistema inmunitario fuerte y un bienestar general. Los ácidos grasos omega-3 que contienen son clave para la salud cardiovascular y la reducción de inflamaciones.

  • Vinagre de Manzana (Digestión y Salud Intestinal)

    El vinagre de manzana, conocido por sus propiedades probióticas, equilibra el pH digestivo, mejora la digestión y fortalece la salud intestinal. Un ingrediente esencial en nuestra dieta BARF que también previene la proliferación de bacterias nocivas en los alimentos crudos, asegurando el bienestar de tu mascota.

  • Apio (Soporte Inmunológico y Antiinflamatorio)

    El apio, fuente de vitaminas A, C y K, folato y potasio, fortalece el sistema inmunitario, mejora la digestión y apoya la salud cardíaca. Sus antioxidantes ofrecen propiedades antiinflamatorias, ideales para perros con artritis, convirtiéndolo en un componente crucial de nuestra dieta BARF.

  • Orégano (Antioxidante y Antimicrobiano)

    El orégano, con sus propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias, mejora la salud intestinal y fortalece el sistema inmunitario. Este condimento, parte de nuestra dieta BARF, alivia dolores en perros con artritis o problemas digestivos y combate los radicales libres, asegurando una salud óptima.

  • Perejil (Renovación Renal y Aliento Fresco)

    El perejil, rico en vitaminas A, C y K y antioxidantes, no solo potencia el sistema inmunitario y la visión, sino que también promueve la salud renal y combate el mal aliento. Un aditivo valioso en nuestra dieta BARF que mejora la eliminación de toxinas y refresca el aliento de tu perro, manteniéndolo saludable y feliz.

COMPOSICION DE LA DIETA BARF PARA PERROS DE CARNE DE POLLO

30% CARNE MAGRA DE POLLO
39% HUESOS CARNOSOS
5% HÍGADO DE RES
5% CORAZÓN DE RES
5% CALABAZA
5% MANZANA
1% ACEITE DE OLIVA
5% ZANAHORIA
1% HUEVO
2% APIO , ORÉGANO y PEREJIL
1% VINAGRE DE MANZANA

¿COMO CAMBIAR DE ALIMENTO A UNA DIETA BARF?

Para lograr una transición que no sea tan brusca se suele usar una dieta basada solo en dieta barf de pollo y verduras, ya que esta ayudará a que el estómago de tu mascota se acostumbre a la nueva alimentación. durante este periodo es posible que tu perro tenga heces un poco más húmedas de lo normal. Esto se irá acomodando a medida a que su organismo se acostumbre a la dieta barf. Para lograr una transición de su alimento habitual a una alimentación natural se deben de seguir los siguientes pasos:


En los primero 3 días servir 80% de su alimento balanceado por la mañana y 20% de alimento BARF por la noche.
En los días 4 a 6 servir 60% de su alimento balanceado por la mañana y 40% de alimento BARF por la noche.
En los días 7 a 9 servir 30% de su alimento balanceado por la mañana y 70% de alimento BARF por la noche.
A partir del día 10 se puede servir toda la ración diaria compuesta al 100% de alimento BARF.

DIFERENTES FORMAS PARA DESCONGELAR

El producto congelado ofrece criticidad para el almacenamiento y garantiza la preservación de nutrientes para un consumo rápido tras descongelarlo. El método que se recomendamos siempre es el de descongelar el alimento en la heladera 24 hs. antes para dárselo a tu mascota en optimas condiciones. Comienza descongelando de manera uniforme en el refrigerador para una opción segura y sencilla, aunque más lenta. O sumérgelo en agua fría para un proceso más rápido y suave que el microondas. Si buscas rapidez, opta por la función de descongelación de tu microondas.

Tres métodos: refrigerador, agua fría y microondas para una descongelación perfecta.

 

1. Refrigerador

Aprovecha el refrigerador para un descongelamiento gradual y uniforme.

¡Recuerda: Aplica este método con al menos 24 horas de antelación antes de consumirlo.

Deja el producto congelado en el refrigerador durante al menos 24 horas.
Supervisa periódicamente su estado de descongelamiento.
Después de las 24 horas, retira el producto del refrigerador.
¡Está listo para ser disfrutado!

La facilidad y la total conservación de las propiedades de los alimentos son las ventajas  de este método de descongelamiento. Si no dispones de tiempo suficiente, considera alternativas más rápidas.

2. Sumergirlo en Agua Fria

Emplea agua fría para descongelar el producto en un lapso de una a tres horas.

Coloca el producto en una bolsa grande resellable, apta para congelador.
Sella la bolsa y elimina el exceso de aire.
Llena un recipiente con agua fría del grifo y sumerge completamente la bolsa.
Permite que el producto se descongele completamente en el agua.
Cada treinta minutos, retira la bolsa del agua y reemplázala con agua fresca y fría.
Una vez finalizado el proceso, retira el producto de la bolsa.
¡Ya está listo para ser disfrutado!

3. Microondas

Aprovecha el microondas para una descongelación rápida del producto.

Retira la envoltura superior del producto.
Coloca el producto en el microondas.
Selecciona la función Defrost y establece el peso del producto para determinar el tiempo de descongelación.
Antes de usar la función Defrost, consulta el manual de usuario.
Supervisa la carne periódicamente para evitar que se caliente demasiado (aproximadamente cada minuto).
Al finalizar el proceso de descongelación, retira el producto del microondas.
¡Listo para ser disfrutado!

Este método ofrece la ventaja de rapidez, aunque los bordes del producto pueden descongelarse antes que el centro.

 

 

Productos Relacionados